Inicio Noticias y Tecnología Unos llegan, otros se van, y ganan los de siempre

Unos llegan, otros se van, y ganan los de siempre

142

Terminada una nueva temporada del Campeonato del Mundo de Motociclismo, asistimos a unas semanas de transición, en las cuales los pilotos aprovechan para descansar, recuperarse de la dureza de la competición y disfrutar de un tiempo con familiares y amigos. En cambio, los equipos viven momentos intensos, con cambios significativos y renovaciones de cara a conformar la parrilla del próximo año.

Marc Márquez, 6 veces campeón de la categoría de Moto GP

En el panorama deportivo, durante el invierno tan solo el Rally Dakar ofrece un espectáculo deportivo comparable al mundial de motociclismo, donde la capacidad para conducir por arena será la clave en el estreno de Arabia Saudí como país anfitrión del rally. Mientras tanto, los pilotos se prepararán para asaltar el trono de Marc Márquez, 6 veces campeón de la categoría de Moto GP y máximo favorito al título en las apuestas en línea de Betway, como ocurre en la Fórmula 1, en la que Lewis Hamilton es el dominador actual, con una cuota de 1.57 a que vuelve a proclamarse campeón de Fórmula 1, cuota comprobada el 10 de diciembre de 2019. El campeón español intentará conquistar otro título que sumar al museo de Honda una temporada más, después de los 6 que ya ha llevado a las vitrinas de la marca japonesa.

Retirada de Jorge Lorenzo

El próximo mundial dejará de contar con la presencia de uno de los mejores pilotos que ha visto el Moto GP en la última década. El mallorquín ha sido campeón del mundo en 3 ocasiones, la última en 2015, todas ellas con Yamaha, marca que defendió muchos años junto a Valentino Rossi antes de fichar por Ducati.

Esta última temporada decidió cambiar de aires y apostó por Honda, esperando así contar con las mismas prestaciones que Marc Márquez y equilibrar la balanza en busca de su cuarto título mundial. Pero la presión que se auto impuso Jorge Lorenzo le ha impedido brillar a su mejor nivel, con algunas caídas y demasiada irregularidad que le han llevado a una mala temporada y a anunciar su retirada de los circuitos.

Jorge Lorenzo se marcha del motociclismo habiendo ganado a Valentino Rossi en su mejor momento, al igual que lo hizo con Marc Márquez. Un genio incomprendido que debutó a la temprana edad de 15 años y que a sus espaldas ostenta 5 títulos mundiales. Las lesiones han marcado el final de su carrera, la cual le eleva a la categoría de leyenda del motociclismo.

Álex Márquez como sustituto

No ha tardado mucho Honda en anunciar sustituto. El equipo Repsol Honda anunciaba el fichaje de Álex Márquez como relevo de Jorge Lorenzo. Álex y Marc serán compañeros en Moto GP la próxima temporada, y se espera ver una gran rivalidad entre hermanos. El campeón del mundo de Moto2 debutará en la categoría reina con la ambición de superar a su hermano mayor.

Veremos hasta dónde llega esa ambición, ya que en su primer año la mejor idea es ir aprendiendo de su hermano, escuchar los consejos e ir mejorando día a día. Otra cosa diferente es el objetivo de Marc Márquez, que se encuentra a un título mundial de igualar a Valentino Rossi, para muchos el mejor piloto de la historia, y a dos de Giacomo Agostini, que todavía puede presumir de ser el piloto con más títulos en la categoría reina del motociclismo.

El incombustible Valentino Rossi

El italiano correrá con 41 años el próximo Campeonato del Mundo de Motociclismo, y lo hará como lo ha hecho siempre, siendo tremendamente competitivo tanto en la pista como en las ruedas de prensa. La obsesión de Valentino Rossi por conquistar otro título mundial le ha llevado a participar un año más e intentar ponerle las cosas difíciles tanto a Marc Márquez como a las nuevas generaciones que vienen apretando. Muchos de ellos ni siquiera habían nacido cuando Rossi ya levantaba trofeos.

Este gen competitivo le ha llevado a pedir incluso cambios en el calendario para el próximo año, con la excusa de buscar situaciones climáticas más agradables para los pilotos y óptimas para la competición. Valentino argumenta que en la época del año en la que acaba el mundial, competir en Europa es peor porque es invierno y las condiciones suelen ser desfavorables.

Razón no le falta al piloto italiano, pero parece complicado cambiar un gran premio que lleva celebrándose como broche final a la temporada los últimos 18 años.