Inicio Rutas Gustavo Cieslar el hombre que duró 5 años arriba de su motocicleta

Gustavo Cieslar el hombre que duró 5 años arriba de su motocicleta

371
Compartir

Gustavo Cieslar, motociclista de origen argentino, recorrió 40 países y cinco continentes en 5.4 años. El resultado, miles de aventuras y experiencias únicas, durante un viaje que cruzó dos polos opuestos del planeta: Argentina y Australia. Una hazaña sin precedentes, arriba de dos motocicletas Yamaha YBR 125cc. Conoce su historia.

Para cumplir con el sueño de recorrer el mundo, Gustavo Cieslar vendió todo, compró su motocicleta, dejó su trabajo en computación, sus estudios en veterinaria, su familia en Buenos Aires, Argentina, y emprendió el viaje el 22 de diciembre de 2003.

gustavocieslaraventura

Pese a que en Buenos Aires lo esperaban estudios avanzados de Veterinaria y un trabajo consolidado, lo asaltó un viejo proyecto: dar la vuelta al mundo. Y se prometió olvidar las excusas de siempre: cuando tenga plata, cuando termine la Universidad…

El objetivo de Cieslar para emprender el viaje era como el de muchos motociclistas, hacer realidad su sueño de conocer el mundo, pero no de una forma convencional. Para él lo importante es hacer contacto con las personas, ver sus costumbres y su forma de vida. Cada grupo es diferente.

Lo que empezó como una aventura en solitario, concluyó en un viaje de a dos, cuando conoció a Elke Pahl, una ingeniera civil alemana, decidió dejar el doctorado que cursaba en Barcelona para sumarse al sueño de Gustavo y en cinco días aprendió a manejar la Yamaha YBR 125cc que un italiano entusiasmado con el proyecto le regaló a la pareja.

En dos años recorrieron Europa, al compás de la venta de los DVD, las traducciones online de Elke y las notas que Gustavo publicaba en revistas europeas de motos. Así terminó de consolidarse un amor que en el verano de 2007 trajo a la pareja a la Argentina por tres meses para casarse.

Su travesía recorrió sitios como por Grecia, Turquía, Irán, India, Nepal y más. “Al margen de las pésimas costumbres que relegan a la mujer, mientras más islámico es el país, más solidaria es la gente. Si bien la nafta es muy barata, en las estaciones nos llenaban el tanque gratis, nos ofrecían lugares para dormir”.

Un sueño de 1994 noches, de las cuales Gustavo durmió 1268 en casas de familia, 290 en hostales, 11 en la playa y 37 en cuarteles de bomberos, entre otros sitios. ¿En camas?, 1019, y en hamacas, 55. Cuarenta países, cinco continentes, 588 días y más de 50.000 fotos son parte de su estadística.

“Lo más difícil es salir, dejar los miedos, porque en el camino se encuentran las soluciones a los problemas”. Gustavo Cieslar, motociclista argentino.

¿Te animarías a dejarlo todo por una aventura arriba de tu motocicleta?