Inicio Noticias y Tecnología Honda CX500 la primer moto de piedra, conócela

Honda CX500 la primer moto de piedra, conócela

629

No leíste mal, en pleno 2017 existe una moto de piedra. Aunque lo de hoy son los materiales ligeros como la fibra de carbono, el magnesio y el titanio, para esta moto sin precedentes el material prioritario fue el basalto.

Honda CX500 la moto de piedra de Chris Zernia

Moto de piedra
Moto de piedra

El resultado de esta peculiar obra es Chris Zernia, un aleman que decidió modificar una Honda CX500, el modelo japonés lanzado en la década de los 70 y 80, caracterizada por su motor cigüeñal longitudinal, cilindros en V a 80º y en colocación transversal.

El resultado de esta moto de piedra, creada para participar en el concurso Build da Fukker de la revista Custombike, fue un faro delantero LED, horquilla de Honda VT600, amortiguador de una Harley-Davidson DYNA Glide y llantas Comstar con neumáticos Bates Baja.

Lo verdaderamente importante es la carrocería, Zernia trajo una roca de basalto de 450 kg con la que empezó a trabajar para darle forma a la careta delantera, depósito de combustible, conjunto asiento-colín, placa portanúmeros e incluso le sobró un poco para hacerse un casco a juego.

Moto de piedra
Moto de piedra

Al terminar, la carrocería pesa un total de 60 kg, que si los juntamos con los poco más de 200 kg que pesa la CX de serie, sería menos peso que de alguna customización yankee con acero de Pittsburgh.

El peso de la carrocería obligó a reforzar la parte inferior del asiento con un nuevo entramado de tubo de acero de 4mm. La luz trasera va sujeta con pegamento.

La moto de piedra de Zernia, ha logrado su cometido, puesto que quedó entre las tres finalistas del concurso realizado por Bikeexif denominado Build da Fukker.

Moto de piedra
Moto de piedra

A continuación te presentamos un video para que compruebes por ti mismo que esta motocicleta no es sólo de utileria y que perfectamente podrás salir a dar un peculiar road trip, aunque padece de varias limitaciones.

A pesar de que la moto es funcional, tiene varias limitaciones. La primera, su sobrepeso, que la hacen sensiblemente más torpe, y en segundo lugar, la falta de freno delantero, obligando al piloto a utilizar únicamente el freno trasero de tambor para frenar sus casi 500 kilos de peso en orden de marcha (incluyendo el peso del piloto).

El creador de la moto, afirmó que quiere crear una Harley Sportster en basalto, aunque en esta ocasión tiene claro que sí le montará un freno delantero: “Pilotar sin él es algo que jamás volveré a hacer”.