Inicio Elegir Moto ¿Quieres una Moto?

¿Quieres una Moto?

419
Compartir

¿Has escuchado hablar a los Bikers de su inexplicable  amor por sus motos, la libertad, el aire en la cara, lugares, paisajes y todo eso que es el sueño de muchas personas? ¡Pues es verdad! Todo eso es real y sí es difícil de explicar esta increíble sensación de tener una moto, pero empecemos por algo..

¿Quieres una Moto?

Haz click aquí para ver algunas motos usadas en venta
Como lo dice el título, ¿Quieres una moto? ¿Ya te entró la espinita de tener una motocicleta? ¡Qué bien! ahora pregúntate ¿para qué la vas a usar? ¿Cuál es tu presupuesto? ¿Qué estilo de motocicleta te gusta más?… son muchas preguntas ¿no es así?

Pues bien el comprar una motocicleta conlleva varias cosas que debes de considerar antes de adquirirla, no creas que es solamente ir a la agencia y comprar la primera que veas, así que primero lo primero:

¿Qué uso le voy a dar?

Ok, ya quedó claro que realmente quieres una motocicleta, pero ¿qué uso le darás? ¿La necesitas para moverte al trabajo o escuela, para viajes largos o para paseos cortos cerca de la ciudad? Pueden ser variados los usos que le puedes dar a tu nueva amiga, pero realmente debes tener identificado su finalidad principal y así saber qué tipo de motocicleta necesitas. Supongamos que adquieres una Yamaha Royal Star, pero el uso primordial que le darás será ir de tu casa al trabajo diariamente a una distancia aproximada de 13 km y no te interesa salir a carretera. Es una motocicleta que tiene un ancho de 1 metro, de 365 kg con motor de 1300cc, con esto vemos que no es muy liviana para maniobrar en la ciudad; así mismo con ese moto el consumo de combustible es de 16 km/lt por lo tanto, yo te podría decir que no es recomendable esta motocicleta para darle un uso citadino, pero sí te recomendaría una Yamaha FZ-16 con un motor de 153cc, con un peso de 135 kg y un consumo de 28 a 30 km/lt.

Con este ejemplo vemos que es importante conocer la finalidad principal para elegir tu motocicleta y encontrar el equilibrio que satisfagan tus necesidades.

¿Cual es tú Presupuesto?

Ya establecimos el uso que le daremos a nuestra máquina así que debemos revisar nuestro presupuesto ya que van de la mano. Supongamos que lo que quieres es viajar, así que necesitarás una motocicleta de alta cilindrada, por lo menos de 600cc para viajar cómodamente. Con esto no quiero decir que en una motocicleta de 200cc no llegues a tu destino, pero créeme cuando te digo que no es lo mismo viajar 4 horas en una Suzuki Boulevard de 800cc que en una Keeway Superlight de 200cc, así que establece tu presupuesto: si no te alcanza para una motocicleta nueva, opta por una seminueva. Pero si de plano aún no te alcanza para alguna que llene tus expectativas, te recomiendo ahorrar y organizar tus ingresos para posteriormente comprar

Tipo de Motocicleta:

Tienes el uso que le darás y tienes tu presupuesto listo ¡genial! Ahora solo falta elegir a tu nueva compañera de aventuras. Existen muchos tipos de motocicleta de entre los cuales puedes elegir: Urbana, Scooter, Custom, Cruiser, Deportiva, Doble propósito, Dirt,  etc.

Para elegir correctamente tu motocicleta hay 3 factores principales: gusto, uso y dimensión. Primeramente el gusto es obvio: si no te gusta cierto tipo de motocicleta ¡no la compres! Tan sencillo como eso.

El segundo factor se une un poco con el primer punto que tocamos, el uso, tu moto debe cumplir con tus necesidades de uso, así que mucho ojo con esto, y por último la dimensión del ciclomotor: supongamos que mides 1.60 mts y quieres una motocicleta doble propósito, sería imposible para ti alcanzar el piso al estar sentado en un semáforo, es incómodo e impráctico, así que no tiene caso por más que te guste esta opción.

Pareciera que elegir a tu nueva amiga es complicado, pero todo lo que mencioné anteriormente es importante y ahora te daré el consejo primordial, este tip es infalible: súbete en ella, siéntela, conéctate, vuélvete uno con ella; créeme, tú sabrás si ella es la indicada para ti, el corazón te lo dirá y te quedará como un guante hecho a la medida.