Inicio Conducción Responsable Qué es el Chattering y Shimmie y cómo evitarlo en tu motocicleta

Qué es el Chattering y Shimmie y cómo evitarlo en tu motocicleta

1387
Compartir

El día de hoy queremos compartirte dos conceptos muy utilizados en el mundo de las motocicletas, el Chattering y el Shimmie, qué causa en tu moto y cómo puedes evitarlo.

Chattering: un efecto de vibración en el tren delantero en las fases de frenada y entrada a curva en moto, una onda de resonancia que se produce entre los distintos componentes de la suspensión delantera y el neumático.

Antes de entrar en la parte complicada, ayuda saber que chattering viene de chatter, que en castellano significa “castañeteo” (lo que hacemos con los dientes cuando tenemos frío).
Como bien dicen, es una vibración que aparece en el momento de la frenada y la entrada a curva (no confundir con los rebotes que hace la rueda trasera).

En ese momento se genera una onda de resonancia en los componentes de la amortiguación y el freno, y en la carcasa de los neumáticos que produce la mencionada vibración con un desfase entre la producida en la amortiguación y los frenos, y la producida en la carcasa del neumático.

Últimamente este problema se ha visto acentuado debido a que cada vez los neumáticos son de mayor calidad, que han obligado a que las carcasas sean más robustas para evitar la deformación excesiva (recordemos que el propio neumático ofrece amortiguación a la moto deformándose cuando hace contacto en los laterales).

shimmie

El veterano piloto Mick Grant (ahora retirado) dijo una vez: “El Chatter se produce principalmente en condiciones de buena adherencia y mucho peso”. 

La forma de evitarlo es que tengas cuidado al conducir en tu motocicleta.

Por otra parte el Shimmie, son latigazos en el manillar que se producen al acelerar fuerte, sobre todo al salir de curvas lentas en marchas cortas, y se puede disimular con un amortiguador de dirección y se nota mas en motos deportivas con geometrías muy agresivas.

Lo primero que debes saber es que un shimmie se produce, fundamentalmente, cuando hay una dirección excesivamente cerrada, un tren delantero demasiado ligero, o una mala combinación de neumáticos.

No se trata de un hecho que afecte por igual a todas las marcas y modelos y que depende de muchos factores que debes tener en cuenta.

Este efecto se produce en aceleración y para corregirlo es muy importante que cargues peso delante.

El problema surge porque la rueda tiene inercias y cuando las fuerzas desaparecen, las ruedas continúan teniendo oscilaciones que no se pueden detener por nuestros brazos, puesto que estos no son rígidos. Cuando la fuerza es muy grande, estas oscilaciones pueden mantenerse hasta que los rozamientos de la dirección, del aire y de la rueda con el asfalto sean capaces de ir frenándolas.