La mejor protección para mi moto

190

Al adquirir una moto, es indispensable contar con un seguro de Responsabilidad Civil para poder responder en caso de que se produzca un siniestro que afecte a terceras personas. Sin embargo, también es importante contar con una cobertura que proteja al vehículo. Para poder elegir la mejor protección, nada mejor que conocer el precio del seguro de tu moto y los beneficios asociados con esta cobertura.

¿Por qué tener un buen seguro para tu moto?

La respuesta es muy sencilla: porque es una inversión que vale la pena hacer. En caso de sufrir un accidente, tendrás la certeza de cumplir con tus responsabilidades a terceros y, además, poder seguir usando tu moto. Además, es una buena manera de evitar que un pequeño incidente se convierta en un problema mayor.

un buen piloto

Beneficios de contar con la mejor protección

Por lo general, las compañías aseguradoras ofrecen seguros estandarizados con coberturas adicionales que el titular puede agregar, según sus necesidades. Lo más importante a tener en cuenta es que, mientras más completa sea tu cobertura, más beneficios tendrás por contar con la mejor protección. Algunas de las ventajas de contar con un buen seguro para tu moto son estas:

  • Estarás protegido frente a la Responsabilidad Civil, en caso de que tu vehículo le ocasione daños a terceras personas.
  • Obtendrás asistencia en carretera cuando tu moto sufra algún desperfecto o no arranque.
  • En caso de robo, tendrás la certeza de tener una compensación monetaria. Lo mismo sucederá si tu moto sufre daños producto de un incendio o una explosión.
  • Si un tercero inicia una reclamación, estarás protegido con defensa jurídica.
  • Los seguros cubren los daños que cualquier animal o persona, incluido el conductor, pueden ocasionarle a la moto.

¿Qué debes tener en cuenta para contratar un seguro?


Para asegurar tu moto de la mejor manera, es conveniente tener en cuenta lo siguiente:

  • El uso de la moto, es decir, si la conducirás únicamente en la ciudad o harás largos recorridos frecuentemente.
  • El tipo de seguro, como las pólizas básicas o a todo riesgo.
  • Las coberturas adicionales y opcionales que ofrece la compañía aseguradora.

¿De qué otra manera puedes cuidar tu moto?

Desde luego, contratar un seguro para tu moto es solo el primer paso para cuidarla y estar protegido. Existen otras maneras de cuidar tu vehículo:

  • Al estacionar, bloquea su dirección.
  • Utiliza algún dispositivo antirrobo, en especial uno que mantenga la motocicleta fija en un sitio, como una columna.
  • Guarda la moto en el garaje para evitar daños producto de las condiciones meteorológicas.
  • Revisa el aceite habitualmente y cámbialo cuando sea necesario.
  • Comprueba que las pastillas de freno funcionen.
  • Revisa todo el funcionamiento de tu moto para asegurarte de que no requiera reparaciones.
  • Cambia la batería cada dos años.

Contar con un seguro para tu moto es la mejor manera de estar protegido en la calle y cuando no estás utilizando el vehículo. Las pólizas ofrecen coberturas para que puedas anticiparte a cualquier problema con la certeza de poder afrontarlo, en caso de que se produzca algún siniestro. Cuidar tu moto y protegerla con un seguro lo más completo posible es la mejor manera de aumentar su vida útil y conducir con tranquilidad.