Inicio Historia de las Marcas Ventajas y desventajas de tener una moto clásica

Ventajas y desventajas de tener una moto clásica

1901

Sin duda tener una moto clásica es el sueño de muchos motociclistas, sin embargo queremos presentarte un panorama más amplio en donde podrás conocer las ventajas, desventajas y algunos procesos del trámite para lograrlo.

Moto clásica
Moto clásica

Todo lo que debes saber para tener una moto clásica 

Más allá de sentirte orgulloso de tu moto y de ser dueño de un clásico, el hecho de llevar un VH en la matrícula tiene ciertas ventajas económicas y funcionales. 

  • La primera y más importante es que en muchos municipios no tendrás que hacer frente al Impuesto de Ciruclación. !A los ayuntamientos les gusta cuidar el patrimonio histórico!
  • Además, no tendrás que pasar la ITV tan a menudo. La periodicidad dependerá del modelo, pero puede bajar de tres a dos años.
  • Tu moto histórica no tiene que cumplir con las nuevas leyes anticontaminación, por lo que podrás olvidarte de costosos cambios.
  • Y también tendrás un seguro especial, habitualmente más barato. Esto último lo puedes comprobar en menos de un minuto.
Moto clásica
Moto clásica

Además, si aseguras más de una moto tienes un precio especial.

No todo podía ser positivo y convertir tu moto en un vehículo histórico tiene un coste económico y la obligación de cumplimentar una serie de trámites.

Sin embargo, lo peor no es el papeleo.  Durante la inspección del vehículo el Laboratorio Oficial de Vehículos Históricos, que se encarga de certificar su autenticidad, puede establecer restricciones a su uso. Una de las más habituales está relacionada con la velocidad y la otra con restricciones a la hora de circular de noche o con mal tiempo. Dicho de otra forma, no podrás correr todo lo que quieras con tu moto clásica y además, la propia limitación de velocidad hará que no puedas circular por algunas vías.

Moto clásica
Moto clásica

Sólo imagina que se te prohíbe rodar a más de 60 km/h, esto te dejaría fuera de autopistas y autovías, donde es necesario circular a mayor velocidad.

Y por último, aunque no suele ser habitual, al tener un vehículo histórico debes saber que el estado puede reclamarlo para exposiciones o eventos.

La traducción es que puedes quedarte sin tu moto durante el tiempo que dure la exposición.

De forma muy resumida, tu moto tendrá que tener determinada antigüedad, algo que se comprobará a través del año de matriculación. Si tu máquina reúne los requisitos, entonces podrás embarcarte en un proceso para matricular tu moto clásica como Vehículo Histórico.