Cómo elegir la bicicleta ideal para niños

    13

    Cómo elegir la bicicleta ideal para niños

    Durante su infancia los niños disfrutarán de gratos momentos, pero ninguno será tan especial como el tener su primera bicicleta. Aquí te dejamos algunos consejos para saber con qué bici puedes sorprenderlo.

    Las bicicletas para los niños sin dudas son una propuesta única y apasionante tanto para ellos como el padre y la madre. El entusiasmo de esa primera bicicleta, ir en búsqueda de ese rodado que se adapte a su comodidad, sin dudas es algo que los marcará de una manera inolvidable.

    Es sabido que, durante su vida, ese niño será una persona mayor el día de mañana y tendrá varias bicicletas, algunas serán más atractivas por su estética, otras lo serán por su dinamismo y también es lógico que todas dejarán un recuerdo, pero ninguno será tan especial como esa primera bici con la cual comenzará a andar por primera vez.

    Siempre habrá una bici para cada niño

    Las bicicletas para niños se enumeran en función de los rodados, es decir el tamaño de la rueda que se mide en pulgadas. Hoy tenemos bicis de 10-12-14-16-18-20-24 hasta 26 pulgadas.

    Si hablamos de ideales, lo correcto sería que nuestro hijo posea una medida de rueda acorde a la bicicleta trek que necesita, pero sabemos bien hay pocas probabilidades de que eso suceda.

    Nuestra satisfacción principal será al fin y al cabo que nuestro hijo tenga su bici. Trataremos de que sea la mejor por ser la primera, con el condimento especial que eso genera, pero quizás nos conformemos sabiendo que ésta al ser quizás de un rodado no acorde a lo que necesita, puede utilizarla durante alguna temporada más.

    ¿Cuál sería la bici ideal para un niño?

    Tanto en bicis para niños o bicicleta niña la pregunta no sería fácil. En principio la bici ideal es la que coincide el trecho entre la entrepierna y la altura del asiento; así cuando realice sus primeros movimientos con el rodado, estos serán siempre seguros. Y, en el caso de presentarse algún inconveniente, siempre estará la posibilidad de llegar al suelo con los pies sin problemas, logrando así mayor confianza.

    Todo niño tiene sus particularidades, habrá más pequeños, otros más altos, más valientes, más temerosos, y no todos tendrán la misma habilidad para desempeñar ciertas acciones, entre ellas la de salir a pedalear por cuenta propia en una bicicleta trek Chile, por ejemplo.

    Aunque es cierto que a veces los padres cometen el error de comprar un rodado más grande en relación al niño. Esto hará que no logren apoyar sus pies en el piso en caso de necesitarlo y por lógica puede provocarse un accidente en el caso de caer. Por tal motivo está la posibilidad de generar un efecto negativo, así que escoge bien a la hora de ver las ofertas bicicletas trek.

    Al andar en bici el niño sentirá que él es el responsable

    Andar en bici es impulsar los pedales con el movimiento de las piernas sin ayuda. Puede parecerte fácil hoy, pero remóntate a tus orígenes. Muy probablemente has necesitado de ayuda, ya sea de tus padres sujetándote por la espalda para que conserves el equilibrio, o unas pequeñas ruedas ubicadas en la cubierta trasera.

    Subirse a una bicicleta aro 16 niña implica además de pedalear, balancearte, frenar, elegir a qué lugar irás, en definitiva, sentir que “manejas”, y eso es algo que les ocurrirá también a los niños.

    ¿Con qué elementos debe contar la bici de un niño?

    Cubiertas: aunque es cierto ningún niño se trasladará hasta una montaña, si se moverán por calles de tierra, asfalto y plazas. Los modelos de bicicletas para niños vienen con cubiertas para ciudad, por lo cual su capacidad para moverse en el asfalto será la ideal, pero a la hora de andar en terrenos desnivelados o que presenten ciertas dificultades, el resultado no será el mismo.

    Manillar: Indispensable. Este no debe ser ni muy pequeño ni muy grande. Busca la medida adecuada, los hombros deberán estar en las puntas del manillar, así los brazos no irán introducidos hacia adentro si es pequeño, ni hacia fuera en el caso de ser grande. Con el manillar en resumen lo que logrará el niño también es equilibrio.

    Frenos: Si hablamos de frenos recomendados para niños unos V-Brake o unos de disco mecánico serán más que suficientes.

    Es cierto que, si buscas economizar y a su vez contar con una buena calidad, lo ideal sería que consigas frenos de disco hidráulico, aunque su contra pasa por el mantenimiento, el mismo tiene cierta dificultad y siendo sinceros los niños no precisan de esa potencia de frenado.

    Mandos: Tanto los puños como las palancas de freno tienen que ser de un tamaño acorde a las manos de los niños. Procura que estos no sean muy duros, piensa simplemente en ti, en la molestia que te ocasiona utilizar frenos duros, y analiza si un niño podría hacerlo.

    Cuadro: Cuanta más inclinación tenga la bici, mejor será. De este modo los niños podrán subir y bajar de la bicicleta de una forma sencilla, evitando complicaciones.

    Las bicis más económicas presentan un diseño tradicional, usando dirección de caña, pero las bicis modernas cuentan con una dirección ahead, en su caja pedalera la mayoría utilizan ejes de cuadradillo. No pases por alto que unos buenos rulemanes y una óptima caja pedalera darán una calidad necesaria para que la bici sea buena.

    Cambios: Actualmente la mayoría de las bicis se venden con plato triple y 7 a 9 velocidades y lo cierto es que en muchísimos casos los niños no las utilizan, a la larga solo provoca ciertas dificultas cuando debes realizar un mantenimiento.

    Lo ideal, para usar el menor peso posible y tener un desarrollo adecuado, serían como mucho dos platos, teniendo en cuenta los lugares en los cuales se moverá el niño.

    Un dato importante: No seas impaciente el niño aprenderá a andar en bicicleta cuando él lo desee. Forzar esta situación tan solo generará un rechazo de su parte.