Inicio Tipos de Motos ¿De dónde vienen el nombre de moto Café Racer?

¿De dónde vienen el nombre de moto Café Racer?

1983

En nuestro blog y en muchos otros, habrás escuchado acerca de este término, pero ¿De dónde viene el nombre de moto Café Racer? En esta entrada te lo platicaremos.

Comenzaremos por decir que, la definición literal en español es corredor de café, que resultó de una corriente juvenil que tuvo origen en los años 50 en Inglaterra, influenciada por el estilo de vida que llevaban.

Este estilo de vida, llevado por jóvenes llamados RockersGreasers o Ton-up Boys, solían vestir de forma similar a los actores de algunas películas del momento, con cazadoras de cuero llenas de tachuelas e insignias, pantalones vaqueros, botas y un estiloso corte de pelo.

Poco conservadores con espíritu rebelde, se divertían en los garitos de moda: Ace CafeThe Busy BeeJohnson’s Cafe y el Club 59. Donde charlaban sobre las carreras de la Isla de Man y las modificaciones que realizaban a sus motos.

¿Qué son las motos café racer?

En conclusión, las moto Café Racer no eran más que motos normales que los propietarios transformaban para mejorar sus prestaciones y su manejo.

Motos Café Racer
Motos Café Racer

Transformaciones que se centraban en estas mejoras pero que solían olvidar aspectos como la comodidad.

De esta manera se instalaban manillares deportivos (estrechos y planos o semi-manillares más deportivos) depósitos de mayor capacidad, asientos individuales y estriberas retrasadas para adaptar la posición del piloto y hacerla lo más aerodinámica posible.

El declive de esta corriente llegó con el abaratamiento del mercado de coches de segunda mano y la entrada de las motos japonesas, las cuales cambiaron todo el panorama del motociclismo europeo, provocando que este estilo motociclista sufriera un bajón importante.

De dónde vienen las Café Racer
De dónde vienen las Café Racer

Ahora las motos café racer son otra cosa. El nombre sigue cuadrando, pero principalmente porque son motos que se caracterizan por ser bonitas que dan ganas de contemplar desde la terraza de un café.