Si compras una moto…no te olvides cambiar la titularidad

130

Cambiar la titularidad de una moto

Llega el momento de cambiar, de renovar. Ves páginas como Wallapop donde puedes poner tu anuncio para vender tu moto sin problema. O al menos, eso es lo que tú crees porque al final hacer un cambio de titularidad queda en un segundo plano. 

Y, al final, es lo más importante. En este artículo te mostramos lo que necesitas para transferir la titularidad de tu vehículo y todo lo que debes tener a la mano.

Regístralo en la DGT

Si ya has vendido o has comprado la moto que está ya matriculada, no puedes olvidarte de hacer el cambio de titularidad del vehículo en el Registro de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Si no lo haces, la DGT no sabe que ese vehículo en cuestión tiene un nuevo titular, por lo que si ocurre algo la responsabilidad caerá en el anterior dueño de la moto, es decir, al vendedor.

Un proceso sencillo

Lo cierto es que es un proceso sencillo y además, hay empresas que te ayudan a ello. Todo lo que necesitas como documentación es disponer de permiso de circulación original, copia del DNI del comprador y del vendedor, copia del DNI del administrador y CIF de la empresa.

Tampoco te puedes olvidar de la factura o contrato de compraventa original firmado, así como una copia de la ficha técnica del vehículo y el impuesto de circulación del año anterior al vigente.



Plazo de 30 días

De hecho, si tú eres la persona que has comprado la moto, vas a tener un plazo de 30 días desde que firmas el contrato de compraventa para realizar ese cambio de titular.

Y si eres en este caso el vendedor del vehículo, las empresas, como Rapidtraffic, se encargan de realizar la notificación de la ventacon el objetivo de evitar problemas y que la burocracia se traspapele.

Con empresas como esta, tanto el vendedor como el comprador se aseguran que el cambio de titular se ha realizado de manera correcta, evitando posibles problemas posteriores.

Y en caso de que haya cualquier incidencia, se sabrá al instante para poder solucionarlo lo más rápidamente posible.