Inicio Conducción Responsable Pierde el miedo a tu moto después de un accidente

Pierde el miedo a tu moto después de un accidente

1386
Compartir
Pierde el miedo a tu moto
Pierde el miedo a tu moto

La respuesta de miedo, de parálisis y bloqueo es normal ante una situación de estrés postraumático, más cuando se trata de un accidente aunque haya sido leve o grave. Sigue estos consejos y pierde el miedo a tu moto después de un accidente.

Sabemos que una experiencia traumática, como la caída de una moto, es un episodio que no sólo nos marca el recuerdo, sino que también, a nivel de nuestra neurología, se han impregnado las emociones y sensaciones vividas, llegando a condicionarnos, de manera dramática, en nuestra vida a partir de ese momento.

Después de un accidente, supongamos que te recuperas físicamente, sin importar el tiempo que toma. Tarde o temprano nace la pregunta: ¿volver a rodar? Lo bueno es que todo mundo tiene la respuesta para ti. Encontrarás tres tipos de personas.

Pierde el miedo a tu moto
Pierde el miedo a tu moto
  1. Hay algunos motociclistas que te recomiendan: “Entre más pronto vuelves subir, mejor. Si no te gana el miedo.”
  2. Otros amigos, normalmente sin motos que tal vez eran motociclistas y les ha pasado lo mismo, te dirán: “Mejor no te vuelves subir. Da gracias que saliste vivo y déjalo atrás.”
  3. El tercer grupo de personas, usualmente familiares y amigos que jamás montaron una moto, simplemente lo da por hecho que ya no vuelves andar en moto.Su lógica no permite ni siquiera pensar que alguien que sufrió daños físicos durante una actividad volverá a arriesgarse de nuevo.
Pierde el miedo a tu moto
Pierde el miedo a tu moto

Pero si tu decisión es perder el miedo, te damos los siguientes consejos:

Pierde el miedo a tu moto después de un accidente

  • Evalúa tu grado de amaxofobia. Existen cuestionarios especialmente ideados para conocer la intensidad del temor a conducir que se siente y si, en base a ello, se necesita tratamiento para superarlo. Responder a uno de ellos puede ser un buen comienzo.
  • Si no te sientes capaz de conducir, empieza yendo de copiloto con personas que te hagan sentir cómodo. Esto puede hacer que tu seguridad al viajar motocicleta vaya aumentado progresivamente.
  • Las primeras veces en moto, pide a alguien de confianza y que te haga sentir tranquilo que viaje cerca de ti y en calles que ya conozcas.
  • A medida que tu temor vaya reduciéndose, incrementa tus metas (conducir acompañado pero por trayectos que no conozcas tanto, empezar a llevar la motocicleta sin compañía por los más conocidos).
  • Recuerda, en todo caso, que existen terapias especialmente ideadas para superar el miedo a conducir.