Inicio Tips para Viajero Evita el calor arriba de la motocicleta

Evita el calor arriba de la motocicleta

1253
Compartir

El calor no cesa y definitivamente las motocicletas no se pueden quedar en casa, te damos algunos tips para viajar más cómodo esta temporada.

El verano está a la vuelta de la esquina. Momento anhelado por muchos para hacer ese viaje en moto tan deseado y planeado durante los fríos meses de invierno. Pero también se acerca el calor.

Para mitigar los efectos del calor en moto, hay que tener en cuenta:

  • Qué tipo de moto y modelo concreto tenemos.
  • En qué momento del día vamos a utilizarla, y durante cuánto tiempo.
  • Con qué ropa técnica nos interesa circular en función de los anteriores factores.

Variables a estudiar para no pasar calor en moto

Hay motos que desprenden más calor que otras. Es un hecho. Y la mayoría lo concentra en la zona del asiento, no es cuestión de que compremos nuestra moto en función de cuanto calor desprenden o no, pero está claro que si por ejemplo vas a utilizarla mucho en ciudad, una gran bicilíndrica con sus culatas literalmente bajo tu trasero, terminarán por ¨cocértelo¨.

Ni hablar de una moto con carenado inferior que una naked, pues el calor se concentra y al no estar en movimiento, subirá.

Una moto naked, de cuatro o dos cilindros en línea, refrigerada por agua, debería ser la opción en un momento de mucho calor.

Es aconsejable, en la medida de lo posible, circular en las horas menos calurosas del día.

¿Y si no nos queda más remedio que utilizar la moto cuando el sol está en su punto más fuerte :

  • Hidratarse es fundamental. Hay que parar con frecuencia y beber agua.
  • Estirar las piernas, y ponerse a la sombra estas pequeñas paradas.
  • Un paño húmedo en la nuca es siempre un agradecido remedio casero en estos momentos necesarios para quitarse el cansancio y el stress que el calor más sofocante puede llegar a provocar.
  • Un «camel back» también es una solución eventual para poder rodar algo más de tiempo sin descanso y sin dejar de beber e hidratarse.

La ropa técnica específicamente diseñada para circular seguros y con una buena ventilación es fundamental.

Recuerda no utilizar prendas sin protecciones y sin estar confeccionadas en materiales resistentes, en caso de caídas.

Ropa técnica para verano y para todo el año

Evita el calor arriba de la motocicleta Evita el calor arriba de la motocicleta paragrapharticle 61557 573c596096cde
Ejemplos de Ropa para motociclistas

Para no pasar calor en moto con las prendas «multiestación», hay que jugar con todas las posibilidades, quitar los forros, abrir las ventilaciones por cremallera que suelen equipar, no llevarlas excesivamente ajustada.

Todas las marcas ofrecen una amplia gama de productos de este tipo que se adaptan a casi todos los bolsillos.

También son útiles, para combatir el calor, los guantes y botas de caña corta ventiladas que ofrece la industria de la moto.

Los chalecos interiores con gel (se guardan en el frigorífico el día anterior), compuestos de materiales especiales que se mojan, al ponértelos mantienen tu temperatura corporal unos 10º más baja durante unas cuantas horas.

Un casco con una buena ventilación es también muy importante, si es integral, mejor por nuestra seguridad. Los de tipo jet son muy prácticos y cómodos en ciudad, o los convertibles homologados para circular abiertos,

No olvides la protección solar en la piel, pues los rallos UV penetran a través de la visera del casco afectándonos a la cara.

A todo esto, existen otros «inventos» para no pasar calor en moto, menos estandarizados y conocidos, que se han fabricado pero no se han generalizado en su uso. Y no por no ser útiles, o ingeniosos,  precisamente. Como por ejemplo, un sistema de aire acondicionado para moto por compresor.

Otro opción, son las pinzas de ventilación para las mangas de las cazadoras, que las abren para dejar pasar el viento y refrigeran mínimamente los brazos.

Existen otros muchos pequeños trucos, que en un momento desesperado, pueden ser utilizados. Como por ejemplo, mojarse la camiseta interior, el pelo, etc. Nada es poco cuando nuestra salud está en juego, pero siempre, sin olvidar ir protegidos.