Inicio Mundo biker PRIMER RÉCORD DE VELOCIDAD

PRIMER RÉCORD DE VELOCIDAD

117
Compartir

PRIMER RÉCORD DE VELOCIDAD

La motocicleta, sin duda alguna, ha sido uno de los instrumentos de velocidad favoritos de los humanos para saciar ese deseo casi incontrolable de sentir la adrenalina correr por el cuerpo, pretextos para justificar el ir a velocidades extremas hay muchos, pero uno de los más honorables es el de batir un récord de velocidad, y es de eso precisamente, de lo que hablaremos en esta nota. Hablaremos básicamente del primer récord de velocidad registrado en la historia.

Ya habíamos hablado más a detalle sobre la historia de la primer motocicleta inventada, hasta hay cierta controversia al respecto, pero partamos diciendo que la primera motocicleta data de 1867 cuando Sylvester Howard Roper inventa un motor de cilindros a vapor cuya velocidad era de 18 km/h con apenas 0,5 caballos. Por supuesto esta velocidad hoy día esta lejos de ser un récord de velocidad, por lo menos no de alta velocidad.

El primer récord que se logró batir llegó 11 años después del nacimiento de este vehículo, gracias a el conde Gastón de Chasseloup-Laubat. Sucedió en París en el año 1898 gracias a una prueba organizada por la publicación especializada La France Automobile que consistía en rodar a la mayor velocidad posible a lo largo de tan sólo un kilómetro. Chasseloup-Laubat rodó a una velocidad de 63,13 km/h. Este fue el primer récord de velocidad, pero no lo consiguió una motocicleta, sino un automóvil movido por baterías.

Ahora, hablando oficialmente de récord de velocidad en moto, los primeros récords no oficiales, fueron establecidos por Glenn Curtiss en el inicio del siglo XX en Yonkers (Nueva York) y en Ormond Beach (Florida). Pero fue Gene Walker quien estableció el primer récord de velocidad reconocido oficialmente por la Federación Internacional de Motociclismo en 1920: Walker alcanzó la impresionante velocidad de 104,12 mph (167,57 km/h) sobre una Indian en Daytona Beach (Florida).

int-record01

El récord se batió a lo largo de la década de 1930. En 1937, Ernst Jakob Henne estableció un récord en la autopista A3 en Alemania, que se mantuvo durante más de una década – en gran medida debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial: Henne llegó a las 173,68 mph (279,51 km/h) sobre el sillín de una BMW.

int-record03 int-record02

Las velocidades registradas después de eso y hasta la actualidad son exorbitantes.