Inicio Conducción Responsable El Casco

El Casco

170
Compartir

¡Muy bien, ya tienes tu motocicleta! Lo siguiente es protegerte a ti, ya que tú eres el chasis de la motocicleta, no te lo digo para asustarte ni mucho menos, pero es importante el ir protegido, podría sonar mal, pero vístete para caer y contarla.

¿Usted sabe por qué amo mi casco? Porque me hace 15 centímetros más alto y ¡mil veces mas listo!

Jorge Abraham Chavez Ceja

 

El Casco

Muy bien, ya tienes tu motocicleta, lo siguiente es protegerte a ti ya que tú eres el chasis de la motocicleta, no te lo digo para asustarte ni mucho menos, pero es importante el ir protegido, podría sonar mal pero vístete para caer y contarla.

El casco es la parte más importante del equipamiento de un motociclista por lo tanto debe quedarte a la perfección: no debe ajustarse demasiado, ni debe quedar flojo para que no se mueva con la velocidad o los movimientos de nuestra cabeza.

Para elegir correctamente nuestro casco es importante:

Colocarnos el casco sujetando las hebillas, en ese momento comprobaremos si el casco nos queda apretado o flojo, recuerda que debe de quedar justo mas no apretado. Mueve tu cabeza como diciendo no, el casco no deberá moverse en absoluto de su posición, es importante que si utilizas gafas, te pruebes el casco con ellas y así evitar que luego te apriete.

Considera que existen diferentes tipos de casco, el casco integral que es de una sola pieza, protege toda la cabeza, el mentón y la cabeza por lo que es el más recomendado por sus prestaciones de seguridad; el casco modular cuenta con una pieza abatible o removible, este protege la cabeza pero deja algo descubierta la cara y el mentón, aún cuando la mentonera se encuentra en su sitio no es tan rígida y segura como la del casco integral; el casco tipo jet deja la cara y mentón al aire por lo cual es el más inseguro de los 3.

Así mismo debes considerar que el casco que vayas a comprar cumpla con normativas y especificaciones tales como DOT, ECE, Sharp o Shell.

DOT

La certificación DOT asegura que el casco cumple con los estándares requeridos por el Departamento de Transporte de Estados Unidos para su uso en las calles Norteamericanas, pero esta prueba sólo se realiza al presentar el producto pero no se realiza posteriormente para probar la garantía de toda la línea de producción.

ECE

Esta certificación, otorgada por la Comunidad Económica Europea, realiza pruebas más arduas que las que se realizan en la DOT. Además de esto realiza periódicamente sus evaluaciones a los mismos cascos certificados para comprobar que la calidad de su certificación se mantenga vigente.

Sharp

La prueba Sharp es quizás una de las más exigentes para comprobar la calidad de un determinado casco ya que se somete el modelo a evaluar a 32 pruebas diferentes de impacto. Dicha calificación se da en un rango de una a cinco estrellas y al igual que en la certificación ECE las pruebas se repiten cada seis meses para reevaluar la calidad y ratificar la calificación otorgada o reducir la cantidad de estrellas.

Shell

Esta prueba también se encuentra dentro del rango de las más duras para evaluar un casco, ya que se compromete la integridad del mismo en rangos de calidad mucho más altos. La energía y fuerza que se usa para medir la protección de un casco es mucho mayor que la evaluada en las pruebas DOT.

Doble certificación

Existen cascos con múltiples certificaciones; así pues usted puede encontrar un casco con DOT y ECE, hecho que lo ratifica como un casco apropiado para rodar de forma segura por las vías norteamericanas y europeas.

En conclusión, el casco no solo nos evita una infracción de tránsito sino que puede salvarnos la vida en caso de un accidente, no hay distancia corta para evitarnos el uso del casco (en todo caso mejor camina). Revisa las especificaciones del casco que quieras comprar y no escatimes en costos, recuerda que al final el casco no es más caro que tu propia vida.