Inicio Historia de las Marcas COMO NACE EL CONCEPTO CAFÉ RACER

COMO NACE EL CONCEPTO CAFÉ RACER

895
Compartir

COMO NACE EL CONCEPTO CAFÉ RACER

Aunque muy lamentables han sido los capítulos de conflicto que hemos vivido a lo largo de nuestra existencia no todo es negativo, pues precisamente las consecuencias que ha traído con sigo los periodos de carencia al termino de las guerras han sido la inspiración del nacimiento de uno de los conceptos en motociclismo con mayor auge.

En los años cincuenta del siglo XX Europa trataba de recuperarse de los horrores y la devastación de la Segunda Guerra Mundial. Pero justo cuando se canceló el racionamiento de gasolina en Inglaterra, los jóvenes de la época iniciaron un movimiento que llegaría hasta hoy.

La mayoría de jóvenes británicos no ganaban suficiente dinero como para acceder a una moto nueva, mucho menos para comprar una de gran cilindrada. La mayoría sólo podían aspirar a comprar una moto utilitaria, aún con todo, esa moto ya era el primer peldaño para acceder a la libertad de movimientos que permite un vehículo propio y a una nueva manera de vivir.

Estas motos utilitarias fueron transformándose para conseguir mejorar sus prestaciones y así es como nace el concepto Café Racer.

El concepto de Café Racer nace en Inglaterra en 1950, Su equivalente norteamericano sería una Bobber o una Chopper.

Es un estilo de motociclismo y motocicleta popularizado principalmente por los Rockers, que personalizaban sus motos con pequeños carenados, modificaciones en chasis y estriberas, tubos de escape, colines y aligeramiento general de la máquina, quitando todo aquello que no fuera necesario y poniendo especial énfasis en la velocidad y agilidad, dejando la comodidad de sus monturas en un segundo plano.

Int-CR

El término Café Racer en concreto se utilizaba para denominar las carreras de motos que los jóvenes motociclistas hacían entre café y café, mientras que sonaba una canción en la jukebox del café de salida. El comienzo de la canción daba el banderazo de salida y los participantes debían de llegar al siguiente café de referencia antes de que el tema acabara. Ellos mismos, construían sus motos en los garajes de sus casa de la forma más artesanal y personal.